Ética, Transparencia y Buena Gobernanza

 

Neoenergia tiene como uno de sus valores la Integridad, pautando su conducta y la de sus colaboradores por principios éticos y de conformidad con la legislación brasileña y las mejores prácticas empresariales. Además, hace énfasis en que sus proveedores de bienes y servicios adopten conductas íntegras y de conformidad con los principios defendidos por la compañía en su Código de Ética y en sus Políticas de Integridad.

 

Reflejo de dichos compromisos, Neoenergia fue una de las 25 empresas en recibir, entre 295 inscriptas, el Sello Pro-Ética 2016, iniciativa del Ministerio de la Transparencia, Fiscalización y Contraloría General de la Nación y del Instituto Ethos, que reconoce a las empresas que adoptan y diseminan prácticas lícitas, éticas y transparentes en sus actividades.

 

Para alcanzar sus propósitos, Neoenergia condujo una serie de acciones de acuerdo con su Programa de Integridad, aprobado por el Consejo de Administración, de conformidad con la legislación brasileña y que contempla todas las empresas del grupo. La coordinación de dicho programa es de la Superintendencia de Compliance, creada en 2014 y responsable de planificar, concebir, ejecutar, mantener y evaluar el Programa de Integridad de Neoenergia y sus controladas, así como elaborar y revisar Códigos de Conducta, políticas y procedimientos para promover y reforzar una cultura de integridad basada en principios éticos de negocio, entre otras atribuciones.

 

Las prácticas de gobernanza corporativa del Grupo Neoenergia buscan asegurar la transparencia y la equidad en los negocios, así como el respeto a los derechos de las partes interesadas, y siguen las orientaciones del Instituto Brasileño de Gobernanza Corporativa (IBGC). El modelo permite aprovechar la sinergia de los negocios entre las empresas que integran el grupo y la unificación de procesos, prácticas y políticas.

 

La estructura de gobernanza está compuesta por Consejo de Administración, Consejo Fiscal y Dirección Ejecutiva con el apoyo de comités que contribuyen a las tomas de decisiones. El Acuerdo de Accionistas de la compañía orienta la actuación de los consejeros y establece una cláusula para abstención de votos sobre temas que puedan representar conflicto de intereses. La Asamblea General Ordinaria de Accionistas es el órgano soberano que tiene poderes para decidir sobre todos los negocios relativos al objeto social del grupo y tomar las resoluciones que juzgue convenientes a su defensa y a su desarrollo. Sus competencias, formas y funcionamiento son regulados por ley de Sociedades por Acciones (Ley nº 6.404/76) y sus modificaciones posteriores.

 

Las directrices de la Compañía son establecidas a partir de la planificación estratégica que define la macroestrategia, las estrategias y los objetivos de la organización para un período de cinco años (2014-2018), evaluándose los ambientes interno y externo para alcanzar los principios de la Compañía. La planificación se realiza en las reuniones del Consejos de Administración (CA), que son diseminadas en la Reunión de Dirección (RD). Las Asambleas Generales son el foro donde los accionistas participan en debates de las directrices de la Compañía cuando es necesario.

 

Internamente, la conformidad con las directrices establecidas la aseguran las áreas de Gobernanza Corporativa, Auditoría Interna, Jurídica, Financiera, Compliance y de Relaciones con Inversionistas, que tienen prácticas para ejecutar y verificar el cumplimiento de todas las normas societarias y reglamentos de la CVM, y está afiliada al IBGC (Instituto Brasileño de Gobernanza Corporativa).