EN LA CONFERENCIA DEL CLIMA DE LA ONU, GALÁN PIDE MÁS CCIÓN EN LA LUCHA CONTRA EL CALENTAMIENTO GLOBAL


En su discurso en el panel “La movilización de inversiones para apoyar la implementación de las contribuciones nacionales y aumentar la ambición” en la Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU (COP 23) en Bonn, Alemania, el presidente de Iberdrola y del Consejo de Administración del Grupo Neoenergia, Ignácio Galán, defendió este lunes (13/11) más acción contra el calentamiento global: “Pasó la hora de hablar y llegó la de actuar”.

Para Galán, la solución es apostar en energía más limpia, mayor capacidad de almacenamiento y redes más inteligentes, conceptos en los que Iberdrola invierte anualmente 6 mil millones de euros: “La lucha contra el calentamiento global es una tarea común que debe involucrar a todos los sectores de la economía”, dijo el presidente de Iberdrola, que instó a la industria mundial a reducir las emisiones para alcanzar los objetivos.

Ignácio Galán destacó la reciente decisión de Iberdrola de cerrar sus dos últimas usinas de carbón: “Nuestro porcentaje de capacidad de producción libre de emisión se mantendrá en el 70%”, aseveró. El panel en el que Galán discursó fue organizado por el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBSCSD).

Durante su discurso, Galán convocó a la industria mundial a tomar medidas para alcanzar metas climáticas y pidió a empresas de todos los sectores de la economía que adopten medidas firmes para combatir el cambio climático. Además, indicó que “la lucha contra el calentamiento global debe involucrar a todos los países, lo que debe contribuir significativamente”, recordando que los que ratificaron el Acuerdo de París ahora deben presentar un plan que especifique cómo alcanzarán los compromisos asumidos.

Ignacio Galán reiteró que Iberdrola sigue avanzando en su compromiso con las energías limpias poniendo en práctica el compromiso de reducir la intensidad de las emisiones de CO2 el 50% el año 2030. Y citó la decisión de cerrar las dos últimas usinas de carbón de la empresa en el mundo, lo que se sumó a los 7.500 MW de petróleo combustible y carbón que dejaron de generarse desde 2001.

Además, el presidente de Iberdrola insistió en la necesidad de dar una señal adecuada del precio del carbono que abarca todos los sectores de la economía bajo el principio del “contaminador-pagador” enfatizando que “la descarbonización de la economía puede ser una oportunidad única de crear valor para toda la sociedad”.

En el transcurso de su discurso, Ignacio Galán dijo que Iberdrola mantendrá su compromiso con tecnologías más sostenibles: “Después de invertir 100 mil millones de dólares en energía eólica e hidroeléctrica, así como en las redes necesarias para integrar toda la energía renovable, Iberdrola seguirá trabajando en esta línea”.

El presidente de Iberdrola recordó que el compromiso del grupo en los últimos años la llevó a ser actualmente líder mundial en energía eólica, reduciendo el 75% de sus emisiones en Europa desde el año 2000, alcanzando niveles que son casi el 70% inferiores a la media de las empresas europeas del sector.