Rating y Endeudamiento

Debido a la condición del sector regulado  y que la agencia calificadora S&P rebajó nuevamente el rating soberano de Brasil  el 17 de febrero de 2016, los ratings de crédito corporativo de Neoenergia, Coelba, Celpe y Cosern fueron rebajados de ‘brAA+’ a ‘brAA-‘ en la Escala Nacional Brasil con perspectiva negativa. Esa fecha, Itapebi, Termopernambuco y NC Energia sufrieron rebajamiento de sus ratings de emisión, que pasaron de ‘brAA’ a ‘brA+’.

 

El 27 de marzo de 2017, S&P reafirmó los ratings de crédito corporativo establecidos en la revisión anterior atribuidos a Neoenergia y sus subsidiarias, manteniéndolos en ‘brAA-‘ en la Escala Nacional Brasil con perspectiva negativa.

 

El 26 de julio, Fitch Ratings Ltda. atribuyó el rating inicial de largo plazo en escala nacional para Elektro Redes definiendo la clasificación ‘AA+(bra)’, observación negativa. El 4 de septiembre de 2017, Fitch retiró la observación negativa del rating nacional de largo plazo de la compañía y lo rebajó a ‘AA-(bra)’, perspectiva estable, después de la conclusión de la reestructuración societaria.

 

Rating

2016
30/03/2016
18/02/2016

 

En septiembre de 2017, la deuda bruta consolidada de Neoenergia, incluyendo préstamos, debentures e instrumentos financieros, fue de R$ 17.346.582 mil (deuda neta: R$ 12.923.431 mil), presentando un crecimiento del 31% (R$ 3.038.548 mil) con relación a diciembre de 2016. En este contexto, el efecto de la incorporación de Elektro representa un impacto de R$ 3.674.032 en la deuda bruta y de R$ 2.578.069 en el endeudamiento neto. El valor del endeudamiento total a septiembre de 2017 de Neoenergia contaba con el 68% de la deuda contabilizada a largo plazo y el 32% a corto plazo.

 

El indicador financiero Deuda total neta/EBITDA pasó de 3,68, al 31 de diciembre de 2016, a 4,58, al 30 de septiembre de 2017.

 

Debido a la incorporación de Elektro Holding S.A. por parte de la Compañía, el 24 de agosto de 2017, después de la consolidación contable, en los términos del Dictamen Técnico CPC 36 – Estados Consolidadas, la Compañía reconoció, al momento de la incorporación, el saldo de todas las líneas de balance, incluyendo, pero sin limitarse, a la deuda total. Sin embargo, el resultado de la Compañía combinado con el de Elektro pasó a consolidarse solamente a partir de la fecha de incorporación. Como resultado de este criterio contable asimétrico entre las líneas de balance y resultado, hay un desfasaje temporal en la consolidación, lo que afecta de manera desproporcional el cálculo del EBITDA y del Resultado Financiero, acarreando el incumplimiento de obligaciones por parte de la Compañía de mantenimiento de indicadores calculados con base en el EBITDA y en el Resultado Financiero, previstos originalmente en los contratos financieros.

 

En este sentido, todos los contratos que prevén cálculo de índices financieros con base en los estados financieros consolidados de Neoenergia S.A. obtuvieron consentimiento para dejar de calcular referidos índices por 12 meses o fueron agregados o, inclusive, obtuvieron consentimiento previo para modificar la metodología de cálculo de dichos índices financieros para prever la inclusión del resultado de los últimos 12 meses de las compañías que vueron o serán controladas debido a procesos de incorporación (cálculo pro-forma) y, por lo tanto, no hubo incumplimiento contractual.

 

Considerando el cálculo pro-forma, el valor de la Deuda total neta/EBITDA a septiembre de 2017 fue de 3,53.